El clítoris, el órgano del placer.

El clítoris, el órgano más desconocido, desprestigiado y desplazado de nuestro sistema patriarcal desde muchas décadas atrás por la medicina y por la cultura. ¿A caso en los libros escolares encuentras a parte de los órganos reproductores, el órgano del placer? Han sido muchos quienes han tratado de buscar una función reproductora sin resultados. Otros, como es el caso del padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, culpó al clítoris de la inmadurez y del neuroticismo de las personas con vulva.

El clítoris es un órgano cuya única función es proporcionar placer. No posee ninguna función reproductiva. Sin embargo, algunos profesionales en el ámbito de la medicina y de la biología han especulado, en algunas ocasiones, que el orgasmo femenino tendría utilidad en la reproducción por las contracciones vaginales que ayudan al esperma a alcanzar las trompas de Falopio y así fecundar el ovulo.

El clítoris es un órgano mucho más grande y complejo, comparándose con un iceberg, ya que solo podemos ver el glande por la parte superior de la vulva, cubierto de un capuchón de piel, llamado prepucio. Sólo el glande posee unas 8.000 terminaciones nerviosas, el doble de las que posee un pene. Pero la gran parte de este órgano se extiende varios centímetros bajo la piel en ramificaciones a ambos lados de la entrada de la vagina, pudiéndose estimular desde diferentes ángulos de forma directa o indirecta, externa desde la vulva o internamente desde la vagina.

El clítoris mide una media de 9 a 11 centímetros y el glande 1 centímetro como mucho. Y al igual que le ocurre al pene, con la excitación sexual este pequeño pero gran órgano se hincha y se llena de sangre aumentando significativamente su tamaño gracias a su tejido eréctil.

El enfrentamiento entre orgasmo vaginal y clitoriano ha dejado de existir. Por lo tanto, se retira de nuestras conversaciones la típica pregunta que ha permanecido durante años: ¿eres vaginal o clitoriana? Ahora sabemos que no existen dos tipos de orgasmo, sino que existen diferentes formas de obtenerlo, externa o internamente.

Como cualquier otra parte del cuerpo, el clítoris de cada persona varia de tamaño, forma y cercanía a las paredes vaginales. Las mujeres que tienen un glande más grande y más cerca de la entrada vaginal disfrutan de orgasmos con más facilidad por la fricción y, por otro lado, las que lo tienen menos externo pueden tener más facilidad de tener orgasmos con la penetración.

El clítoris viene siendo el equivalente al pene, pero superior en lo que se refiere a terminaciones nerviosas y a la exclusiva funcionalidad de proporcionar placer y disfrute.

Recomendaciones:

Investiga y experimenta esta parte de tu cuerpo tan poderosa y placentera. Disfruta de una de tus posesiones más estimulantes. 

Lectura: “Entre mis labios, mi clítoris: confidencias de un órgano misterioso”, de Alexandra Hubin y Caroline Michel.

Añadir comentario